Teléfono: 33 31100652/whatsapp 3315759341 te atendemos de Lunes a Viernes de 8 am a 2:00 pm

La historia de Karla parte II

Hola! Soy Karla, tengo 24 años, vivo en Zacatecas y tengo cáncer. Quiero contarte mi historia.

Todo comenzó hace más de 5 años, con una bolita en el cuello y otras dos más pequeñas juntito.

Comenzaron los estudios y me quitaron una de las más chicas para hacerle pruebas y saber a qué se debía. Los resultados fueron “grasa” y me dijeron que las otras podían quedarse ahí sin problema…

Pero 2 años después con el nacimiento de mi primer hija, el tumor creció mucho y comenzaron las molestias…
Cuando acudimos al doctor y me revisó me dijo: “Esto no es normal, hay que quitarlo para mandarlo analizar”.

Primera cirugía…los resultados se tardaron bastante y eso era fue angustiante y desesperante y cuando por fin llegaron, fue una terrible noticia para mi.

“Tu tumor es malo y te daremos radioterapia y quimioterapia”…me dijo el doctor.

Lo primero que pensé fue: ” Las personas que reciben quimioterapias se mueren”…

Y pensaba en que tenia una hija y que iba a ser de ella si yo no estaba….

Antes de comenzar los tratamientos ahí estaba el tumor otra vez, y creció hasta llegar al mismo tamaño del que ya me habían retirado…

Comenzaron los tratamientos de quimioterapia y no eran tan duros como los esperaba. Lo malo fue que el tumor no disminuía ni siquiera un poco, eso si, lograron tumbarme mi pelo, y para mi el pelo era muy importante, fue una experiencia difícil, porque aunque ya sabia que se me iba a caer no estaba preparada todavía, no fue fácil. Con el paso del tiempo lo fui aceptando, aunque era bien difícil para mi salir a la calle y que la gente me viera como con asombro….

Al ver que los tratamientos no funcionaban como se esperaba, comenzaron las radioterapias, esas si fueron más agresivas y el tumor se redujo muchisimo! hasta el punto de no notarse, pero había que retirar residuos….
Y otra operacion!!!!…. Después de esa operación me dijieron que ya estaba bien, pero que se tenía que dejar pasar un tiempo para estar seguros de que el tumor no regresaría.

Yo estaba emocionada! pasaban los días y yo seguía bien al lado de mi familia y de mi mi hija. Pensaba que ya estaba curada, pasaron los meses, 5 para ser exacta y apareció nuevamente el tumor, pero esta vez muy diferente a las anteriores…

“Hay que quitarlo otra vez” me dijo el doctor, y si, en abril de 2016 se programó mi siguiente cirugia, la cuarta…

Me operaron una vez más, pero esta vez el doctor dijo que había tenido que quitar un pedazo de carne que estaba contaminado por el tumor, pero nadie se imaginó que habían quedado raíces y al momento de retirar los puntos la herida se abrió y salió el tumor de nuevo…

Mi mamà se encargó de pedir una parte del tumor y se la llevó al hospital de cancerología en la Ciudad de México para tener otra opinión.

Al salir los resultados una vez más y como desde el principio: “tumor de células dentriticas”…

En México nos ayudaron para que nos recibieran en el Instituto de Cancerología más cercano y fue el de Guadalajara…

Tuvimos que viajar mi mamá y yo de Zacatecas a Guadalajara para pedir una cita y me la dieron… fue así como llegué a hospedarme al albergue de Galilea 2000, A.C. y comencé a recibir el apoyo de Immi Desodorante producto con causa de Verde a la mexicana.

Al llegar con los doctores los diagnosticos eran desfavorables pocas esperanzas de que el tumor se pudiera retirar…
Se habia perdido mucho tiempo y el tumor había ocasionado muchos daños por dentro….

Cuando los doctores me decían que no me aseguraban nada sentía un nudo en la garganta pero siempre pensaba : “Se tiene que poder”….

Comenzaron los estudios y una buena noticia, habia una posibilidad de volver a operar para retirar ese tumor….
6 de julio de 2016, fecha de la quinta operación y con la esperanza de que fuera la última ….

Pero sorpresa! al momento de abrir el tumor ni siquiera se pudo tocar, porque estaba agarrando la vena aorta y no habia de otra más que cerrar, al despertar de la anestesia, el doctor me dijo que no se había podido retirar el tumor y que necesitaba tratamiento para reducirlo lo más que se pudiera….

Yo no veía la gravedad de las cosas porque nadie me lo dijo, pero en realidad era poco probable que el tumor disminuyera y las esperanzas de una recuperación eran pocas….

1 mes en Guadalajara, lejos de mi hija y mi esposo…

Tenía que someterme a un tratamiento de quimioterapia un mes más para ver qué tanto lograba bajar el tumor, pero la doctora siempre me decía: “Karla no te aseguro nada pero vamos a intentar”….

Primera quimioterapia; 5 días por 24 horas, era tan difícil permanecer en el hospital tantos días con tantos malestares, pero con gran esperanza de que el tumor iba a desaparecer…

Segunda quimioterapia; 5 días por 24 horas y nada, el tumor seguía creciendo más y más.

La doctora me dijo: “No más Karla, la quimioterapia te esta deteriorando y al tumor no le pasa nada”. Iba a ser la navidad del 2016 y me dijo me fuera a mi casa a convivir con mi familia. Que iniciando el 2017 vería qué ibamos a hacer.

Aquí corto mi relato que es muy largo y mañana continúo con mi historia… que lo mejor está por venir! continúa leyendo aquí